Apadrina el Órgano


¿Qué es una hermandad?

El diccionario, más allá de las acepciones referidas a parentescos, deja claro que se trata de "Asociación de personas, vinculadas por una tarea, unas ideas, etc. comunes, establecida para socorrer a sus miembros en caso de necesidad "También señala que, referente a la Religión, es: 1. Cofradía, congregación de carácter piadoso 2. Privilegio que una comunidad religiosa concede a alguien para hacerlo partícipe de algunas gracias.

Es obvio que hay hermandades en ámbitos civiles. Y también las hay en los ámbitos laicos de iglesia. De la iglesia que ora, sin entrar en el debate de los privilegios, tan vigente en otras épocas. Pertenecer a una hermandad es bueno. Lo es siempre y cuando tenga vigencia de actualidad en sus miembros. Miembros que verdaderamente lo son si, poco o mucho, viven con fe y dedicación de piedad lo que los congrega.

El sentido apostólico de congregación, orientado a la oración es encomiable siempre. Referido sólo a monjes y monjas quizás supone dejar al margen a los fieles laicos. Pesa demasiado en los laicos este paradigma de los privilegios secularmente otorgados a personas de relevancia social  y política. A veces el afán de protagonismo o el querer salir en la fotografía social es contrario al testimonio de piedad solidaria que sabe rechazar los privilegios. Esta actitud escandaliza al prójimo y proporciona argumentos a los detractores de la Iglesia de Nuestro Señor. Está en nuestras manos hacer que no sea así.

El pasado domingo 22 de Mayo, a las 12 h, tuvo lugar en la Basílica el jubileo de los voluntarios de la misericordia especialmente dirigido a los hermanos y hermanas de la Hermandad de la Mare de Déu de la Mercè, así como a todas las hermandades de Barcelona y de todos los voluntarios y voluntarias de la Basílica que pudieron participar.

En este sentido Papa nos dice:

"Los protagonistas de este evento son todos los que diariamente están cerca y atienden a los demás, promoviendo en todo el mundo el testimonio cristiano entre las diversas categorías de personas necesitadas y entre los que viven en las múltiples situaciones de periferias existenciales. El Jubileo será un momento de gracia para el variado mundo del voluntariado cristiano que, de este modo, por un día, cobrará protagonismo para hacer visible el empeño de la Iglesia en los diversos ámbitos de pobreza que el mundo de hoy produce. Por tanto, será fundamental para estas personas disfrutar de los beneficios espirituales del Año Santo, de modo que puedan continuar con renovadas fuerzas su servicio."
 


26/05/2016 09:00:00