Apadrina el Órgano


Si te gusta descubrir los rincones más especiales y mágicos de las ciudades, el barrio gótico de Barcelona es un buen lugar para encontrar gran cantidad de espacios con mucho encanto. Adéntrate en el barrio, muy cerca de las ramblas y casi por sorpresa, te puedes encontrar dentro de la plaza de la Merced donde se levanta discreta pero robusta la Basílica de la Merced, patrona de Barcelona.
 
La plaza de la Merced, inicialmente, consistía sólo en un pequeño espacio tocando la fachada de la la iglesia, pero en el año 1981 con el derribo de los edificios más cercanos, la plaza de la Merced quedó abierta y permite tener una buena perspectiva visual de la basílica, así como de los edificios que la rodean con sus fachadas de estilo neoclásico. La plaza de la Merced, de este modo, además de la maravillosa basílica agrupa también un conjunto de edificios de gran interés arquitectónico.
 
En medio de la plaza, también de estilo neoclásico, se levanta una fuente con la escultura del dios Neptuno creada en 1826 por Adrià Ferran. Desde la fuente  y mirando hacia la basílica puedes experimentar una buena perspectiva del conjunto. Si te pierdes por el barrio gótico de Barcelona no te olvides de llegar hasta la plaza de la Merced, podrás disfrutar de un rincón especial de la ciudad y poder visitar la fantástica Basílica patrona de todos los barceloneses.


15/03/2017 09:00:00