Apadrina el Órgano


Cuantas veces los pequeños servicios son los que Dios más aprecia.
Recientemente, habréis observado cómo reluce el Santo Cristo. Hay un antes… y un después. Observad:










Pero lo que más valor tiene son las palabras que os transcribo como testimonio de amor escondido y fiel: “Por Amor he limpiado el adorno dorado de Cristo Jesús, por Amor a Dios, por Amor a la vida, por Amor a la gente, por Amor al mundo entero, por Amor quiero que la Basílica brille como Dios brilló en el Cielo y en la tierra, por Amor la Basílica brillará por dentro y por fuera” (Esperanza Ramos)

 
Y también gracias a la generosidad de personas anónimas se ha podido llevar a cabo la limpieza de las lámparas del presbiterio, que lucen así de bonitas






También, durante los meses de junio y julio los peregrinos podrán acceder al corazón de la Basílica y los patios que dan al lado de Capitanía. Poco a poco, con muchos esfuerzos, vamos completando la próxima Exposición permanente de la Merced, donde podrá encontrar detalles muy interesantes. Os mantendremos informados.

26/06/2015 09:40:00